Seleccionar página
Blog

Hay espacios comerciales que te gustan desde el momento en que entras hasta el momento que sales. Son tiendas físicas donde el consumidor se siente en un lugar especial; diferente. Un lugar donde comprar no es simplemente ver un producto, llevarlo hasta el lugar donde se paga, pagarlo e irte. Sino que es un lugar donde vives cierta experiencia de compra, donde se te transmiten unas emociones, donde te puedes relacionar con otras personas, donde sales de la rutina; un lugar exclusivo.

El diseño de interiores, indaga en aspectos de la psicología ambiental, la arquitectura, el diseño de producto y la decoración tradicional. Es una práctica creativa que analiza la información, establece una dirección conceptual, refina la dirección del diseño, y elabora documentos gráficos de comunicación y construcción. Hay muchos enfoques diferentes a la hora de diseñar un espacio comercial. El diseño de espacios comerciales es muy importante que sea user-centric, acorde con la marca y orientado a la venta. Cuanto más se acerque a la consecución de los objetivos de la marca, mejor diseño será. Vamos a ver ahora algunos aspectos que ayudan a diseñar un espacio comercial especial. Veremos algunos consejos de shopify, un referente dentro del sector retail.

Zona de descompresión

Es importante cuidar la zona de descompresión, es decir la zona donde el cliente da sus primeros 3 o 4 pasos. En ese espacio pasan del mundo exterior al mundo de la tienda. Por tanto, como están en transición han de notar algo especial y agradable.

La zona derecha

En América del Norte está demostrado que un 90% de los consumidores al entrar en una tienda se van a la derecha de manera inconsciente. Esa pared derecha se conoce como “muro en potencia” y puede ser un buen espacio para situar una mercancía que interese resaltar y promocionar. Por ello, hay que cuidar y mimar este espacio utilizando los diferentes recursos de los que se dispongan. Hay que asegurarse de que estamos llamando la atención de los clientes. Tal vez sea un buen lugar para poner nuevos productos, productos estacionales, productos con mucha demanda, productos de alta rentabilidad. También puede ser un buen lugar para mostrar nuestra historia, valores, referentes, etc.

¿Caminante no hay camino?

Según el tamaño de cada tienda se podrá trabajar más o menos, pero siempre hay algo de margen para asegurarte de que los clientes siguen caminando por la tienda. De esta manera, lógicamente, conseguirás exponer más productos a tus clientes y alargar su experiencia. Si el camino está bien pensado, no sólo fomenta la venta sino también el control del flujo de personas. La mayoría de las tiendas crean un camino circular, empezando desde la derecha, con el objetivo de que el cliente llegue a la parte trasera de la tienda y regrese al frente. Hay tiendas que cubren el camino con texturas diferentes, en homenaje al viejo refrán “a dónde van los ojos, los pies seguirán”.

Que reduzcan la velocidad

Y si es posible que lleguen a cero. Una forma de conseguir “retener” más a los clientes en el local es mediante los “reductores de velocidad”. Estos reductores pueden ser cualquier cosa que ofrezca a los clientes un descanso visual o físico, que puede ofrecerse a través de mobiliario, una señalización especial o de temporada. Es importante diseñar bien la agrupación de productos de manera que los haga fáciles de ver y que vayan en conjunto desde la perspectiva del consumidor.

Para acabar, es importante cambiar algunos productos de lugar con cierta regularidad, dependiendo de la frecuencia media de visita a la tienda de los clientes: diaria, semanal, mensual, etc. Todo ello ayudará a los clientes a tener la sensación de novedad cada vez que van a la tienda.

¿Cómo diseñar espacios comerciales?

Si te gusta el diseño de interiores y te gustaría dedicarte al diseño de espacios comerciales tenemos unos estudios perfectos para ti. Sí, estamos hablando del Ciclo Formativo de Grado Superior en Gestión de Ventas y Espacios Comerciales. Nuestra preparación está orientada a que consigas dinamizar e impulsar acciones comerciales en cualquier sector de negocio, siempre teniendo en cuenta el equilibrio necesario entre la tienda física y el desarrollo del comercio electrónico (e-commerce) en la tienda en línea, adquiriendo las habilidades necesarias para estar actualizado y a la altura de afrontar el gran reto al que están enfrentadas las empresas. Solicita aquí más información ahora.

Posts relacionados


Estrategias del Visual Merchandising: el recorrido del cliente

Decoración de interiores y Visual Merchandising. ¿Qué tienen en común?

4 retos del profesional del visual merchandising

¿Qué son las pop-up stores? Definición y ejemplos
Utilizamos galletas propias y de terceros. El análisis de los datos que recopilamos nos permite mejorar el web y ofrecer una información y unos servicios más personalizados. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta la política de galletas.
Cerrar