Seleccionar página
Blog

Los negocios que se precian, valoran el uso de herramientas para mejorar sus procesos de producción, distribución, contabilidad, trato con el cliente, etc. Es muy recomendable utilizar las distintas aplicaciones informáticas para automatizar al máximo los procesos y para optimizarlos. El objetivo final ha de ser una mayor calidad en nuestro producto o servicio y una mayor satisfacción de nuestros clientes. Los sistemas populares como los ERP y los CRM son utilizados por la mayoría de empresas para gestionar los diversos aspectos que comprende su actividad.

La calidad de estas aplicaciones informáticas o software, afectará en el funcionamiento de la empresa. Además de esto, es fundamental una buena gestión de estos programas informáticos: saber sacarle el mayor partido posible a las prestaciones que ofrecen estos programas. A veces, en entornos de pequeñas y medianas empresas se confunde y/o se mezcla el software ERP y el software CRM. Estas aplicaciones tienen sus diferencias. Hoy veremos para qué sirven y cuáles son esas diferencias.

Un ERP y un CRM, aunque puedan integrarse y relacionarse entre sí, son cosas distintas es importante conocer las diferencias, para saber sacarle el máximo partido a cada uno.

  • · ERP: Enterprise Resource Planning (sistema de planificación de recursos empresariales). Se refiere a un sistema informático que tiene como fin ayudar a los negocios a gestionar la producción, logística, inventario, distribución, facturas y contabilidad.
  • · CRM: Costumer Relationship Management (sistema para la administración de la relación con los usuarios). Se refiere a un software dedicado a las relaciones con el cliente. Su principal finalidad es tener disponible en cualquier momento de toda la información necesario de los clientes. Ya sea para satisfacer las necesidades de estos o para realizar estudios de mercado, que nos ayudarán a diseñar una estrategia comercial más ajustada a la realidad de nuestro mercado.

Hay que añadir, que la confusión puede venir de la fusión o absorción de estos dos sistemas en uno, por parte de algunas empresas. Se está viendo que los distintos departamentos o actividades que se realizan dentro de una empresa no son compartimentos estancos, sino que están relacionados entre sí. Una mayor comunicación entre ellos ayuda a mejorar los procesos y ha ser más competitivos.

¿Qué son los sistemas ERP?

Entremos ahora  a definir con más profundidad cada uno de estos sistemas. Los ERP son sistemas de gestión global de información que automatizan muchas de las prácticas de negocio asociadas con los aspectos operativos o productivos de una empresa. Se caracterizan por estar compuestos por diferentes módulos. Esos módulos comprenden distintas áreas: producción, ventas, compras, logística, contabilidad (de varios tipos), gestión de proyectos, GIS (Sistema de Información Geográfica), inventarios y control de almacenes, pedidos, nóminas, etc. Los 4 objetivos principales de estos sistemas son:

  • · Optimización de los procesos empresariales.
  • · Acceso a la información.
  • · Posibilidad de compartir información entre todos los componentes de la organización.
  • · Eliminación de datos y operaciones innecesarias de reingeniería.

Los beneficios que puede aportar un ERP son la resolución de los problemas contables, mercantiles fiscales de las empresas. Además, permiten un mayor control del inmovilizado en el inventario permanente, conciliación bancaria, liquidación de impuestos, etc.

¿Qué son los sistemas CRM?

Por su parte, los CRM,  comprenden varias funcionalidades para gestionar las ventas y los clientes de la empresa: automatización y promoción de ventas, tecnologías data warehouse  (almacén de datos) para agregar la información transaccional y proporcionar capa de reporting, dashboards e indicadores claves de negocio, funcionalidades para seguimiento de campañas de marketing y gestión de oportunidades de negocio, capacidades predictivas y de proyección de ventas, etc.

Un buen CRM ha de ser flexible, fácil de usar y que esté diseñado para la empresa. Si es así transforma cada punto de contacto de la marca en una oportunidad de marketing y aprovecha el potencial oculto dentro de la base de datos de los clientes. Con esta información pueden comercializar productos de una manera más eficaz, mejorar la productividad y obtener conocimientos accionables en los esfuerzos de marketing.

Ahora ya sabes qué es un ERP y un CRM. La clave es que los desarrolladores sepan crear unos sistemas que se adapten a las necesidades de cada negocio. Si estás interesado en el desarrollo y gestión de sistemas informáticos como ERP y CRM, te recomendamos el Título Oficial de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma. En estos estudios, aprenderás a configurar y explotar sistemas informáticos, y gestionar bases de datos y entornos de desarrollo. A programar empleando cifrado para desarrollar software seguro. Y a utilizar y personalizar programas de gestión empresarial y de acceso a datos.

¿De qué podrás trabajar si estudias online con nosotros?

Este título oficial de FP te capacita para convertirse en un profesional cualificado para explorar, desarrollar, configurar, implantar, documentar y mantener sistemas informáticos multiplataforma, desarrollar aplicaciones multiplataforma, desarrollar interfaces gráficas, crear aplicaciones multiproceso y multihilo, y gestionar bases de datos e implantar y mantener sistemas ERP-CRM. Todo ello garantizando el acceso a los datos de forma segura y cumpliendo los criterios de utilización y calidad exigidos en los estándares establecidos.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Utilizamos galletas propias y de terceros. El análisis de los datos que recopilamos nos permite mejorar el web y ofrecer una información y unos servicios más personalizados. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta la política de galletas.
Cerrar