Seleccionar página
Blog

El reverse mentoring o mentoring inverso es uno de los conceptos más nuevos en Recursos humanos. Permite, como todo proceso de mentoring, (quién no ha tenido un mentor en los inicios de su carrera profesional), el aprendizaje de determinados procesos o procedimientos. La gran revolución de este concepto es quien lo recibe y quien lo ofrece. Los papeles se invierten. El profesor es joven y el estudiante una de las personas que más años lleva en la empresa.

El nacimiento del Reverse Mentoring

Fue alrededor del año 2005, cuando el presidente de General Electric se dio cuenta del peligro que suponía la brecha en conocimientos sobre Internet entre los directivos y las bases más jóvenes. Él mismo, Jack Welch fue alumno y otros 500 altos ejecutivos tuvieron que reciclarse y aprender sobre Internet, gracias a los empleados más jóvenes. Así nació el reverse mentoring.

Es una auténtica revolución, ya que supone que las personas con más experiencia y responsabilidades deben aprender de los más jóvenes, con poca experiencia y muchas ganas de aprender. El desafío está claro, los trabajadores de menor jerarquía son los que deben enseñar a sus jefes o a profesionales expertos.

Todos estamos acostumbrados al Mentoring. Todos más o menos, hemos tenido un mentor, oficial o informal, alguien mayor que nosotros y con mucha más experiencia. O hemos cursado prácticas en una empresa. Esa persona, ese mentor, nos guiaba en los primeros pasos en el desarrollo como profesionales.

Pero ¿qué pasa hoy en día en muchas organizaciones? Muchas empresas tienen cuatro generaciones distintas que conviven con diferentes formas de trabajar y de acceder a la tecnología. Por un lado, los más veteranos, que están a punto de jubilarse, los nacidos en los años 60 y que ocupan altos cargos, los gerentes y directores de cuarenta y pico, y los más jóvenes, nacidos a finales del siglo pasado y que aspiran a ser gerentes y directores.

Es en esta diversidad generacional, donde de manera informal en muchas empresas, se aplica el reverse mentoring. Impulsado con el nacimiento de Internet y la falta de conocimientos por parte de los cargos superiores de las empresas.

Cómo aplicar el Reverse Mentoring

El reverse mentoring es un camino para conseguir nuevas oportunidades de negocio, adaptándose mejor a los nuevos comportamientos de los consumidores. El intercambio de conocimientos entre generaciones, debe aplicarse como un programa de desarrollo y capacitación desde los Recursos Humanos de la empresa. No podemos olvidar que los más jóvenes son los que están mejor preparados para el mundo de hoy y el que vendrá.

Los conocimientos a transferir no solo son tecnológicos, también de dinámica de comportamiento. El mercado cambia constantemente y las generaciones más jóvenes son las que entienden mejor las nuevas dialécticas de comportamiento que influyen directamente sobre las marcas y los negocios.

Empresas de todo tipo, agencias de publicidad, empresas tecnológicas, o las organizaciones más grandes, ya están implementando el reverse mentoring. Incluso las Pymes, a pequeña escala. Y tú ¿crees que podrías ser enseñar a otros en esta nueva forma de reverse mentoring?

 

 

Posts relacionados


Los estudiantes de FP Jesuïtes UOC podrán acceder a la nueva Bolsa de Trabajo de la UOC

El papel del integrador social en la inserción laboral

UOC X presenta el nuevo vídeo de la campaña #eltúquequieresser

El perfil personal y profesional del Integrador Social
Utilizamos galletas propias y de terceros. El análisis de los datos que recopilamos nos permite mejorar el web y ofrecer una información y unos servicios más personalizados. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta la política de galletas.
Cerrar